ENFERMEDAD PERIODONTAL

 Consiste en una inflamación del tejido de sostén de los dientes. La encía se retrae progresivamente formando bolsas profundas entre las encías y los dientes, pudiendo llegar a aflojarse los dientes y formar abscesos, aunque aparentemente el diente este sano. A su vez, la mandíbula se debilita dificultando la masticación y pudiendo llegar a fracturarse. 


 Se presenta con una fase inicial de inflamación de las encías acompañada por el mal aliento y al mismo tiempo se forma la placa bacteriana. En este estadio aun estamos a tiempo de revertir la enfermedad, si permitimos que persista acabará desarrollando una inflamación periodontal irreversible.

 Las consecuencias más importantes son la pérdida de dientes sanos y el impacto negativo en el estado general del animal.

 El tratamiento comienza con una limpieza bucal que es de vital importancia, con la que terminamos tanto con el sarro como con la placa dental. Para que la limpieza sea efectiva es necesaria la colaboración del propietario, con una rutina de cepillado de los dientes, sí esto no ocurre el problema reaparece.

 Las croquetas especiales o los masticables dentales pueden resultar útiles aunque mucho menos eficaces.